Mensajes desde las estrellas...

15. mar., 2020

Segundo día de "Estado de Alerta"... A todos se nos están moviendo muchas cosas... a mi, por supuesto, también... pero algo, dentro de mí, me hace sentir todo esto que está sucediendo como una gran oportunidad de RE-CONEXION... Cada uno en su hogar, en sí mismo... Cada uno enfrentándose a sí mismo, a sus propias sombras, y también buscando su luz, lo mejor de sí, para llevar esto lo mejor posible... Qué simbólico, que la vida nos envíe a estar con nosotros mismos, en una sociedad en la que, hasta ahora, todo era "hacia fuera"... Es momento de reflexión y de sentir... De ver dónde y cómo estamos, con quién, con qué, que nos falta, de qué sentimos carencia, y de qué abundancia... de ver cómo nos relacionamos con el silencio, con el "no hacer", con el ocio, con el tiempo libre, con el aburrimiento, con nuestra propia casa, que no deja de ser un espejo de nosotros mismos, de cómo está nuestra propia alma... dónde hemos elegido vivir, dónde la vida nos ha llevado, a qué le hemos dado prioridades, y cómo eso tiene impacto en nosotros en este momento... es hora de mirar nuestra casa... de buscar por los rincones, de limpiarla, ordenarla, de reconciliarnos con ella, de atenderla, de crear, de sentir, de valorar lo que tenemos... Es tiempo de redescubrir a las personas que están a nuestro lado, esas de los que, la rutina, las prisas, las ocupaciones, nos tienen tantas veces tan alejados... Nos toca mirarnos por dentro, vivir en nuestras casas, en nuestras almas... ver qué se nos mueve a cada uno de nosotros, es una gran oportunidad para crecer... A algunos se les moverá la falta de libertad, la rebeldía, a otros la soledad, la separación física, a otros el miedo a la muerte, a lo desconocido, a la incertidumbre, otros no sabrán qué hacer con sus vidas, a otros se les moverá el ego, a otros se les abrirá la comprensión... a otros se les moverá la incredulidad, el pasotismo, a otros el egoismo, a otros el juicio y la no aceptación, la lucha, a otros la necesidad de pertenencia... y así, infinito... uno por cada ser humano... Es una buena oportunidad para colocar lo que está fuera de lugar en nuestras casas, para tirar, reordenar, cambiar, limpiar... Porque todo lo que hagamos en nuestras casas lo estamos haciendo en nuestro interior... Es el momento de estar AQUI, y AHORA, presentes, porque no sabemos qué va a pasar a continuación... Es el momento de dejar de planear y de PARAR... ¿No nos quejamos tanto de que no tenemos tiempo? Aprovechémoslo... quienes tengan hijos, para inundarles de amor, quienes estén al cuidado de alguien, para hacerlo con calma, delicadeza, dulzura, esa que sólo se puede dar cuando la mente está en calma, cuando no vamos corriendo... quienes estén solos, para leer, cultivarse, crear... y así, cada uno, en su circunstancia... Fuera quizás sea un caos, pero podemos decidir cómo estar por dentro... Elijamos la calma, la compasión, la humildad, la comprensión... Por unos días, dejemos de luchar, dejemos de correr... Escuchemos el silencio de la ciudad... ese silencio que jamás se nos permite oir... Salgamos a las ventanas y observemos la Naturaleza, cómo la primavera nos empieza a saludar, con sus pequeños brotes verdes... oigamos, observemos los pájaros volar... esos grandes acompañantes que jamás nos paramos a contemplar... El ser humano tiene miedo a parar... Necesitamos estar ocupados, porque parar nos supone ver, observar, mirar, escucharnos, mirarnr, vernos... dónde estamos, y dónde nos gustaría estar... físico, o simbólico... Aceptar el momento presente será quizás un gran aprendizaje que, todos, de este momento, podamos llegar a realizar... Valorar lo que no solemos valorar... un rayo de sol, un paseo por el parque, el bullicio de la gente, un beso, un abrazo, un gesto de cariño, unas palabras, un techo... al menos muchos tenemos un techo donde estar... Acordémonos también en estos momentos de todos aquellos que sus legados nos dejaron, para esta situación poder llevar... sus enseñanzas, sus casas, sus consejos, sus ahorros... 

Desempolvemos los lápices de colores, y pintemos un mundo nuevo... El mundo se ha parado, literalmente... Es el momento de reescribir y redibujar nuestra propia historia... En nuestras manos está...

1. mar., 2020

Lo que no se puede entender con la mente es, normalmente, mucho más verdadero de lo que la mente, en su capacidad limitada, es capaz de entender...

Lo abstracto, lo efímero, lo incomprensible, y, por ende, lo mágico, lo subreal, lo irreal, es, paradójicamente, mucho más verdadero de lo que el Ego del hombre se empeña en considerar como absoluta verdad...

1. mar., 2020

... Siento que quiero expersarme... si bien, no sé muy bien qué decir... o de qué hablar...

... Siento que quiero gritar... pero tambén reir, y también callar...

... Siento que quiero crear... pero no sé por dónde empezar...

Y parad@, me veo ante el TODO, ante la inmensidad...

Todo está delante, y no soy capaz de NADA crear...

Porque en el momento en que el TODO empiezas a intentar concretizar, se pierde en la NADA... Pierde su propia identidad...

El TODO es un gran Potencial... 

Lo Concreto es cerrado, fijo, inmóvil...

Lo concreto le cuesta energía al TODO, que es pura Libertad...

Lo abstracto es más real, porque no concreta al todo, sino que lo representa, en una visión cambiante, según el momento, según la esencia de quien lo está viendo...

Lo concreto es frío, quieto, no fluye... y le cuesta energía al TODO, que quiere volar, expandirse, cambiar, crear... crear mentalmente, pero no concretizar...

Porque concretar le pesa, le ata, le frena y limita todo su potencial...

1. ene., 2020

Último atardecer del año... El tiempo vuela, y hoy quiero dar GRACIAS!

GRACIAS por mi humanidad, por mis momentos de miedo y oscudidad, que me permite ser consciente del AMOR cuando este se presenta con toda su fuerza... que me permite descansar en su regazo después de las turbias dudas y angustias que a veces sobrevienen, casi si darme cuenta...

GRACIAS por todas las personas que están, que han estado y estarán...

Por todos los momentos, por todos los proyectos... por todas las risas, llantos, silencios... por todos los abrazos, y también por todos los enfados...

Por la ira contenida que cuando se libera deja entrar a la PAZ, que estaba ahí, esperando a que la dejara entrar...

Gracias por la contradicción del ser humano... tan cansada a veces, y tan maravillosa a la vez...

Hoy doy GRACIAS... GRACIAS a la vida por todos y cada uno de los instantes de mi vida, de los aciertos, de los que juzgo menos aciertos, que al final son grandes aprendizajes, por mis errores... 

Por los que me juzgaron, por los que me valoraron... por los que juzgué, por los que valoré... 

Gracias por los amaneceres, las puestas de sol, los viajes, y los atascos de la rutina diaria... 

Por las personas que ya no están, y por las que, aún estando, están lejos... en cualquiera de las formas de la lejanía... en cualquiera de sus intrínsecas contradicciones...

Gracias por los reencuentros, gracias por los encuentros...

... Por las esperas, por los procesos... 

... Por los descubrimientos... Por todo lo que he ido soltando... y por todo lo que aún me queda por soltar...

Por la MADRE TIERRA, por el UNIVERSO... que siempre, siempre, nos espera con un nuevo amanecer...

Mañana amanecerá de nuevo... un nuevo amanecer, un nuevo día, un nuevo año... 

UN NUEVO CAMINO POR RECORRER

¡¡Bienvenido 2020!!

23. oct., 2019

Me cansa esta tristeza… pero es lo que hay…

Tristeza por la ceguera, la mía, la tuya, la suya…

Tristeza por la separación… la externa, que no es más que un reflejo de la interna…

Estamos separados de nosotros, de la fuente, de Dios… de la VIDA…

Y la sombra sólo quiere reforzar eso… desde fuera…

con violencia, generando odio, generando lucha… separándonos del amor…

separándonos de la confianza de que, cuando uno está en comunión con su propia alma, todo sucede, todo le llega, y nada le falta…

Me cansa esta tristeza… pero es lo que hay…

Al menos, amaré a esta tristeza… es lo que me queda…